jueves, 12 de enero de 2012

HOSPITALARIA DE TOLEDO




La primera muñeca la regaló mi madre, para que la rifasen en la peregrinación que se hizo a Lourdes, por el año 1974-75, no recuerdo exactamente, yo era bebita. Con el dinero que obtuvieron pudieron ayudar a pagar el viaje a Lourdes a algún enfermo. A partir de entonces todos los años las hacía con esta finalidad.
Ami me vistió a mi muñeca favorita. El broche del cinto y el cuello, son réplicas exactas de los que llevamos las hospitalarias, y me lo hizo un amigo, maestro del damasquinado, de Nambroca.
Quiero dedicar esta imagen a mi madre, a Sor Petra , D. Francisco y a todos los Hospitalarios de Toledo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario