miércoles, 26 de febrero de 2014

Capricho en cornalina facetada

Acción Psíquica: Mejora estados de depresión espiritual con llanto y tristeza; también es muy buena ante los sentimientos de celos y sospechas enfermizas. Corrige los estados de indiferencia total, de carácter rígido consigo mismo.
 
Ayuda en determinados casos de alteraciones psicológicas en las que se observa gran agitación y locuacidad.

Es un calmante poderoso cuando los ánimos se alteran, facilitando los contactos amistosos y favorece el desarrollo de la inteligencia, especialmente en chicos con problemas de aprendizaje o fijación de conceptos.

Acción Emotiva: Ayuda a aceptar emocionalmente la realidad, otorgando mayor confianza en si mismo, posibilitando de esta manera superar adversidades y tomar las cosas con mayor madurez.

Es la piedra del equilibrio, de la paz del espíritu, la que aleja la cólera y las fuerzas agresivas.

Acción Energética: Corrige los excesos de energía y su vibración permite trabajar sobre el Centro (Base) Inferior, con el que tiene mayor afinidad, para lograr un mejor caudal energético, actuando de los planos inferiores hacia arriba.

Favorece la solución de los problemas estomacales originados por la excesiva tensión energética en la zona del Plexo Solar.

Su efecto es la dispersión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario